12 beneficios del tomate y cómo consumir

tomate

El tomate es una fruta, aunque se suele utilizar como verdura en ensaladas y platos calientes. Su nombre científico es Lycopersicum esculentum L y es una fruta rica en vitamina C, A, K, potasio y licopeno, que es un potente antioxidante.

El tomate tiene propiedades diuréticas, antiinflamatorias y antioxidantes y tiene varios beneficios para la salud, pudiendo prevenir el desarrollo de enfermedades como el cáncer de próstata, el infarto de miocardio y la osteoporosis.

Además, el tomate es un ingrediente muy utilizado en las dietas para adelgazar, ya que contiene pocas calorías y es rico en fibra, lo que ayuda a aumentar la sensación de saciedad y reducir el hambre.

Algunos de los principales beneficios del tomate incluyen:

1. Prevenir el cáncer de próstata

El tomate es rico en licopeno, un pigmento carotenoide que ejerce una potente acción antioxidante en el organismo, protegiendo las células del efecto de los radicales libres, e inhibiendo la proliferación de células tumorales, previniendo y retrasando el desarrollo de diferentes tipos de cáncer, especialmente el cáncer de próstata. ., mama y ovario en mujeres menopáusicas. Descubre otros alimentos ricos en licopeno.

2. Prevenir enfermedades cardiovasculares

El tomate, por tener una alta composición en antioxidantes, ayuda a mantener sanos los vasos sanguíneos, además de tener fibras que ayudan a reducir los niveles de colesterol malo, también conocido como LDL. 

Además, algunos estudios demuestran que el consumo de licopeno, que se puede concentrar en los tomates, ayuda a reducir el riesgo de diferentes enfermedades cardiovasculares como el infarto de miocardio, la aterosclerosis y los accidentes cerebrovasculares. 

3. Cuida la vista, la piel y el cabello

Por ser rico en carotenoides, que se convierten en vitamina A en el organismo, el consumo de tomate ayuda a mantener la salud visual y de la piel, además de fortalecer y dar brillo al cabello.

4. Ayuda a regular la presión arterial

Los tomates son ricos en potasio, un mineral que ayuda a regular la presión arterial. Además, al ser rico en agua, también crea un efecto diurético, ayudando a controlar la presión arterial.

5. Fortalecer el sistema inmunológico

Por su contenido en vitamina C y antioxidantes, como los polifenoles, consumir tomate ayuda a reforzar las defensas naturales del organismo, ya que ayuda a combatir los radicales libres, que en exceso favorecen la aparición de enfermedades, entre ellas varios tipos de cáncer.

6. Ayuda con la pérdida de peso

El tomate contiene pocas calorías y es rico en agua, antioxidantes y fibra, ayudando a reducir la grasa corporal y controlar el apetito, siendo considerado un buen alimento para incluir en dietas para adelgazar.

7. Mejora la salud ósea

Los tomates son una buena fuente de vitamina K, que actúa activando la osteocalcina, que es una proteína necesaria para el crecimiento y la mineralización de los huesos, previniendo así, por ejemplo, el desarrollo de la osteoporosis. 

8. Prevenir enfermedades hepáticas

Los tomates son ricos en licopeno, que puede interferir en el proceso de oxidación y regulación del metabolismo de las grasas, previniendo la aparición de hígado graso.

9. Mejora el estreñimiento

Los tomates contienen buenas cantidades de fibra insoluble, especialmente en la piel, lo que ayuda a mejorar el funcionamiento intestinal y aumentar el volumen de las heces, combatiendo el estreñimiento y previniendo enfermedades como la diverticulosis, las hemorroides y el cáncer de colon.

10. Controla la diabetes

Los tomates contienen fibra y cromo, que ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre y, por ello, esta fruta puede considerarse un buen aliado en el control y prevención de la diabetes.

11. Prevenir la anemia

Los tomates contienen una buena cantidad de vitamina C, necesaria para aumentar la absorción intestinal de hierro, principalmente de los alimentos vegetales. Así, al aumentar la absorción de hierro, es posible tener una mayor formación de hemoglobina, previniendo la aparición de anemia.

12. Prevenir el envejecimiento prematuro

La acción antioxidante del tomate favorece la protección de las células de la piel frente a la acción de los radicales libres, previniendo el envejecimiento cutáneo.

Además, al contener vitamina C, el tomate puede estimular la producción de colágeno, previniendo la aparición de arrugas y mejorando la regeneración y cicatrización de la piel.

Información nutricional

El tomate es una fruta porque tiene características biológicas de crecimiento y desarrollo similares a las frutas, pero sus características nutricionales se acercan más a las hortalizas. A continuación se muestra la información nutricional de 100 gramos de tomate:

componentesCantidad en 100 g de tomate crudo
Energía15 calorías
Agua93,5g
proteinas1,1g
grasas0.2g
carbohidratos3,1 gramos
fibras1,2g
Vitamina A (retinol)54 microgramos
vitamina B10,05 miligramos
vitamina B20,03 miligramos
vitamina B30,6 miligramos
Vitamina C21,2 miligramos
Calcio7 miligramos
Fósforo20 miligramos
Hierro0,2 miligramos
Potasio222 miligramos
Licopeno en tomate crudo2,7 miligramos
Licopeno en salsa de tomate21,8 miligramos
Licopeno en Tomates Secados al Sol45,9 miligramos
Licopeno en tomates enlatados2,7 miligramos

Es importante mencionar que para obtener los beneficios, el tomate debe ser parte de una dieta balanceada y saludable, además de la práctica regular de actividad física.

como consumir

Los tomates son muy versátiles y se pueden consumir de varias formas, como crudos, cocidos, deshidratados, en jugos, salsas, sopas o jaleas. Para disfrutar de los beneficios del tomate, se recomienda consumir alrededor de 3 a 4 tomates al día, que pueden aportar de 8 a 21 mg de licopeno al día.

La cantidad de licopeno varía en función del grado de madurez del tomate y de la forma de consumo, de forma que el tomate crudo puede tener unos 30 mg/kg de licopeno, mientras que el zumo de tomate calentado puede tener unos 150 mg de licopeno por litro de zumo. .

O tomate não deve ser consumido quando completamente verde, pois pode ser tóxico, uma vez que quanto mais verde o tomate, maior é a concentração de solanina, que pode causar sintomas como diarreia, diminuição dos batimentos cardíacos, confusão mental e aumento da frequência respiratória , por ejemplo.

Se recomienda que los tomates se consuman con pepitas y piel para aprovechar todas sus propiedades, además, para aumentar la disponibilidad de licopeno, se pueden hacer salsas de tomate caseras, y también se puede añadir aceite de oliva para aumentar la absorción de este compuesto. .

recetas de tomate

1. Tomate seco

Los tomates secos son una forma deliciosa de comer más tomates y se pueden añadir, por ejemplo, a pizzas y otros platos, sin perder los nutrientes y beneficios de los tomates frescos.

Ingredientes

  • 1 kg de tomates frescos;
  • Sal y hierbas al gusto.

Modo de preparo

Precalienta el horno a 95º C. Luego lava los tomates y córtalos por la mitad, a lo largo. Retire las semillas de las mitades de tomate y colóquelas en una bandeja para horno, forrada con papel pergamino, con el lado cortado hacia arriba.

Por último, espolvorea hierbas y sal al gusto por encima y lleva la bandeja al horno por unas 6 a 7 horas, hasta que el tomate parezca tomate seco, pero sin quemarse. Por lo general, los tomates más grandes necesitarán más tiempo para estar listos. Un buen consejo para ahorrar energía y tiempo es utilizar tomates de tamaño similar y hacer 2 bandejas a la vez, por ejemplo.

2. Salsa de tomate casera

La salsa de tomate se puede utilizar en pastas y preparaciones de carne y pollo, haciendo que la comida sea más rica en antioxidantes que previenen enfermedades como el cáncer de próstata y las cataratas.

Ingredientes

  • 1/2 kg de tomates muy maduros;
  • 1 cebolla en trozos grandes;
  • 2 dientes de ajo;
  • 1/2 taza de perejil;
  • 2 ramitas de albahaca;
  • 1/2 cucharadita de sal;
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra molida;
  • 100 ml de agua;
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.

Modo de preparo

Licúa todos los ingredientes en una licuadora, agregando los tomates poco a poco para que la mezcla sea más fácil. Vierta la salsa en una sartén y caliente a fuego medio durante unos 20 minutos para obtener más consistente. Esta salsa también se puede almacenar en pequeñas porciones en el congelador, para usarla más fácilmente cuando sea necesario.

3. Tomate relleno

Esta receta de tomate relleno da color a las comidas de carne o pescado y es sencilla de hacer, por lo que es una excelente opción para facilitar el consumo de verduras a los niños.

Ingredientes

  • 4 tomates grandes;
  • 2 puñados de pan rallado;
  • 2 dientes de ajo picados;
  • 1 puñado de perejil picado;
  • 3 cucharadas de aceite de oliva;
  • 2 huevos batidos;
  • Sal y pimienta;
  • Mantequilla, para engrasar.

Modo de preparo

Retire con cuidado el interior de los tomates. Sazonar por dentro y dejar escurrir boca abajo. Mezcle todos los demás ingredientes. Regrese los tomates a la parte superior y colóquelos en una bandeja para hornear con mantequilla. Rellenar los tomates con la mezcla y llevar al horno precalentado a 200ºC durante 15 minutos y listo.

Esta receta también es una alternativa para los vegetarianos que comen huevos.

4. Jugo de tomate

El jugo de tomate es rico en potasio, que es importante para el buen funcionamiento del corazón. También es muy rico en licopeno, una sustancia natural que reduce el colesterol malo, reduciendo el riesgo de problemas cardíacos, así como el cáncer de próstata.

Ingredientes

  • 3 tomates;
  • 150 ml de agua;
  • 1 pizca de sal y pimienta;
  • 1 hoja de laurel o albahaca.

Modo de preparo

Moler muy bien todos los ingredientes y beber el jugo, que se puede beber frío.

cuando no está indicado

Las personas con problemas digestivos como reflujo gastroesofágico y úlceras gastrointestinales, o que tengan alergias digestivas, no deben consumir tomates.

Además, se recomienda evitar el consumo de tomate a personas con enfermedad renal, insuficiencia renal o personas que usan medicamentos para la presión arterial.

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado.